Por: Alvaro Hernandez

 

El concepto de Inteligencia Artificial (AI: Artificial Intelligence) lo vengo escuchado desde mis años de estudiante universitario, a la mayoría de nosotros nos sonaba a ciencia ficción, no se podía dejar de percibir como algo amenazante y peligroso, como máquinas perversas dominado a la humanidad. Percepción influida por el cine, con películas como Odisea del Espacio 2001 (1968), cuya trama además de la evolución del hombre, involucra ampliamente la inteligencia artificial. “Odisea del Espacio 2001” estimuló la creación de otras tantas películas que involucran AI, como la saga de Starwar, y Terminator, entre muchas. Ni duda queda que AI Continuará siendo un tema que estimule la ciencia ficción.

Pero no, la inteligencia artificial no es ciencia ficción, es una realidad desde hace tiempo, sobre todo en los últimos años, gracias al Internet, y antes al surgimiento de la computadora y sus sistemas operativos, y más recientemente al Big Data, que implica la acumulación de información y datos en cantidad inimaginables, permitiendo posteriormente darles un uso útil y práctico, donde el límite sólo es la imaginación. Lo que sin duda es novedad es la aplicación de AI a la mercadotecnia y en particular a la publicidad, y todo indica que será cada vez mayor. A 2017 se le considera como el año de la conjunción entre AI y la publicidad.

 

Ya hace tiempo que los anuncios en TV, los grandes espectaculares, y en general todos los vehículos publicitarios tradicionales, dejaron de marcar las reglas y regular todo el sistema publicitario. Con dicha pérdida de protagonismo y hegemonía, nos acogimos a la publicidad digital, causante en buena medida de lo ocurrido a dichos medios. Las plataformas digitales para la comunicación digital no han dejado de evolucionar, pero junto a esta evolución, se da otro fenómeno ocasionado ya sea por ignorancia, o por voracidad, la publicidad digital tiene ante sí un enorme reto con el fin de sobrevivir. Debido a malas prácticas como invasividad, saturación, incluso a la publicidad fraudulenta, ocasionando simplemente que los anuncios no sean percibidos, o que se les perciba de modo negativo: Como respuesta a lo anterior han surgido de los bloqueadores de anuncios, o Adblockers, los cuales están al alcance de todos, y siendo la solución para muchos usuarios, representan una gran amenaza para la publicidad digital.

 

Pero aún evitando los errores mencionados, si nos limitamos a la forma tradicional de ir por los clientes, nuestro trabajo para generar leads y conversiones se vuelve más difícil. La publicidad digital necesita retornar a sus principios básicos, como es conocer y aplicar la forma en que los seres humanos perciben, recordando que la comunicación, que es la función propia de la publicidad, es percepción, y que el receptor o percipiente tiene el poder de filtrar o rechazar todos los mensajes que no tienen valor para él. Lo óptimo bajo las circunstancias actuales es adaptarse a los cambios que se han dado en el comportamiento de los clientes previo a una compra, quienes tienen a su alcance toda la información que necesiten. Debemos ayudarles a que nos encuentren, si buscan lo que vendemos.

Inteligencia Artificial (AI)

 

Tal vez son estas las dos palabras de moda en estos días en el mundo de la tecnología, las cuales evocan desde un beneplácito por tratarse de algo que viene apoyar, no sólo al proceso de comunicación, sino incluso a mejorar nuestra calidad de vida, hasta un miedo, como ya dijimos, alimentado por Hollywood.

 

Una forma y de las más importantes de inteligencia artificial es lo que conocemos como Aprendizaje Automático o Machine Learning, el cual es simplemente la habilidad que tiene un sistema, integrado por software y hardware, de aprender sin haber sido explícitamente programado para ello. Los algoritmos de aprendizaje de la máquina toma los datos a los que han estado expuestos y se adaptan en base a esa información, es por ejemplo la tecnología detrás de los automóviles de conducción automática, reconocimiento de voz, búsquedas eficaces en la web, etc.

 

AI en Publicidad

 

En mercadotecnia la aplicación de machine learning implica utilizar un software que aproveche y obtenga ventaja del Big Data , para desplegar de una manera más inteligente y efectiva campañas publicitarias. La AI y el aprendizaje automático o aprendizaje de la máquina, se han vinculado inexorablemente con la publicidad. AI es la tecnología que impulsa en la actualidad la automatización del marketing, ofreciendo la posibilidad de gastar menos tiempo y dinero en tomar las mejores decisiones publicitarias.

  • La creación de contenido será automatizada y personalizada. Veremos más artículos de noticias basados ​​en datos, whitepapers, blogs, correos electrónicos, videos y anuncios creados automáticamente usando AI y tecnologías de aprendizaje de máquina.
  • Uno de los desarrollos más interesantes a tener en cuenta será la automatización de la iteración de la creatividad con todos los recursos para crear la publicidad. Esto significa que AI puede crear automáticamente diferentes versiones basadas en un diseño de anuncio inicial y éstas pueden utilizarse para segmentar diferentes públicos dentro de la misma campaña.
  • El morphing de género, el morphing de forma, el ajuste de color de imagen, los cambios de estilo y los cambios de profundidad de vista son algunas de las formas en que las creatividades de anuncios pueden modificarse automáticamente mediante AI.
  • La relevancia del anuncio mejorará. A medida que se avanzan en el procesamiento del lenguaje natural, los bots estarán mejor posicionados para entender el contexto del contenido de una página. Esta información contextual también será comparada con las tendencias y comportamientos pasados ​​del usuario para publicar el anuncio más relevante.
  • AI relacionadas con el aprendizaje automático de las máquinas de Facebook. La red social quiere entender el significado de los posts, historias, comentarios, imágenes y videos publicados en el feed de noticias. A su vez, almacena esa información para mejorar la orientación de anuncios y aumentar la relevancia del contenido de noticias de usuario.
  • Además, el análisis de sentimientos respaldados por AI a través de las redes sociales jugará un papel más importante en la creación de anuncios que sean altamente específicos y relevantes.
  • El análisis predictivo será más amplio y mejor. Se espera que AI influya significativamente en los procesos de toma de decisiones involucrados en todas las etapas de una campaña publicitaria, desde la planificación hasta la preproducción y el lanzamiento de la campaña. Las decisiones estarán altamente basadas en el desempeño y en la información de AI que puede predecir la mejor combinación de compra de medios, orientación y diseño creativo para lograr los mejores resultados.
  • Esto significa que podremos saber durante la fase de preproducción de la campaña lo que solíamos conocer sólo durante la etapa post mortem de la campaña.
  • El proceso creativo será cada vez más informado por AI durante la etapa de ideación. Los diseñadores pueden ser informados por las ideas impulsadas por AI sobre la dirección creativa que producirá los mejores resultados deseados para cada público objetivo, incluso antes de comenzar a redactar los diseños. Esto permite un proceso más eficiente donde los diseñadores ya conocen la combinación ideal de elementos tales como colores, objetos, estilos y formas que deberían utilizar en su trabajo.
  • Pronto, la IA puede incluso predecir el comportamiento de compra de los consumidores basado en eventos de la vida próximos como aniversarios, graduaciones, cumpleaños o simplemente el hecho de que es hora de abastecerse de leche en la nevera. Los anuncios se convertirán en súper orientados y personalizados según las inclinaciones, necesidades y comportamientos predichos de cada individuo.
  • La brecha creativa y mediática será reducida.Tradicionalmente, el proceso creativo tarda semanas, incluso meses, para llegar a su nivel óptimo. Y el concepto de agilidad no suele asociarse con el proceso de desarrollo creativo. Los medios de comunicación de hoy se mueven a velocidades de rayo y exige un nivel de agilidad que a menudo es inalcanzable sin la ayuda de la tecnología.
  • La IA y la automatización proporcionarán el puente tan necesario que impulsa un proceso creativo sostenible, reduciendo la brecha entre la creatividad y los medios de comunicación, que resultará en un enfoque avanzado de las campañas publicitarias.

 

Traducción y síntesis del artículo  escrito por Jacquelyn Smith  publicado en el sitio BI Business Insider  

Por:  Mario Garcia  de Gestión Digital

 

La forma en que manejamos los primeros minutos de la jornada laboral puede determinar en gran medida qué tan productivo y efectivo será el resto del día.

 

Los primeros minutos también pueden establecer el tono y nuestra actitud para el  resto del día, por lo que es imperativo que comiences bien, con un borrón y cuenta nueva.

 

“Esos breves momentos pueden predecir la mentalidad que mantendrás durante la jornada porque son la primera impresión de tu día”.

 

“Los primeros minutos en la oficina pueden ser los más estresantes porque hay un nivel de ansiedad sobre lo que puedes enfrentar: un ataque repentino de correos electrónicos urgentes, crisis de último momento o reuniones, un llamado para pasar por la oficina del jefe, un compañero de trabajo malhumorado , etcétera. Se necesita una mayor autocontrol, una mentalidad positiva y autoaprendizaje cada mañana, para contrarrestar lo que parece ser la gravedad negativa que nos atrae cuando nos enfrentamos a exigencias abrumadoras “.

Aquí están las  13 cosas que las personas más exitosas hacen en los primeros  minutos en un día de trabajo:

 

1. Ellos reflexionan.

 

Lograr tus mejores resultados requiere que reflexiones sobre dónde has estado, dónde estás y hacia dónde vas. Las personas exitosas hacen esto primero, en un momento de tranquilidad y soledad. Se preguntan a sí mismas: ¿Qué logré para alcanzar mis metas esta semana o la semana pasada? ¿Cuál es el estado de mis proyectos actuales?  “¿Qué necesito lograr hoy a la luz de esto?”

 

2.  Se detienen un momento para estar presentes consigo mismos.

 

Esto puede sonar muy parecido a una meditación budista, pero es importante. Si llegas y encuentras en tu trabajo una situación tumultuosa con los teléfonos sonando y la gente tratando de verte, corres el riesgo de comenzar con el pie equivocado, descarrilarte emocional y temporalmente, y dejar que otras personas establezcan tu agenda. Centrarse en sí mismo y estar completamente presente te ayudará a asegurarse de lograr el día que le esperas, en lugar de permitir que  otros lo administren.

3. Se ponen cómodos.

 

Las personas exitosas se toman un minuto al comienzo de la jornada laboral para asegurarse de que su silla esté ajustada correctamente y los elementos a los que acceden con frecuencia (teclado, teléfono, mouse de la computadora) están a su alcance. Asegúrate de tener una iluminación adecuada. Tu día irá bien si tienes un entorno ergonómico funcional.

 

4. Revisan su lista de tareas pendientes, hacen los ajustes necesarios y planean mentalmente su día.

 

“Esto les ayuda a recordar la necesidad de seguir el plan y concentrarse en las cosas que son realmente importantes, y no simplemente urgentes”. El recorrer mentalmente el día también ayuda a las personas exitosas a visualizar el éxito, lo que puede aumentar tremendamente los niveles de confianza. También puede ayudar a ver dónde pueden estar los desafíos potenciales de acuerdo a la forma en que has programado tu día, para que puedas hacer los ajustes necesarios.

 

Además revisan su agenda para evaluar si algo necesita cambiar o reorganizarse con la planificación de su día, y para ver si hay algún trabajo preparatorio que pueda necesitar programación antes de una llamada o reunión.

 

5. Priorizan.

 

Un resultado positivo de una gran reflexión es la capacidad de priorizar mejor tus tareas “por hacer”. “Ve más allá de hacer una lista y desafíate a crear una jerarquía realista de las tareas del día”.

 

6. Se relajan, se paran y caminan.

 

Las personas exitosas se aseguran de estirarse y hacer que fluya su circulación antes de que entren en una posición sedentaria. “Considere caminar o pararse en los primeros minutos de su día de trabajo” . “Esto puede darte una sensación de mayor control, también, al abordar la agenda del día, del mismo modo que los oradores establecen su autoridad poniéndose frente a su audiencia”.

 

7. Toman tiempo para saludar a su equipo.

 

Esto es especialmente crítico si eres el líder. “Pero no importa en qué rol estés, esto es importante”.

 

Visitar y reportarse con el jefe y el equipo ayudará a que tu y otros comiencen bien  el día. Para avanzar en tu carrera, simplemente no puede escatimar en las habilidades de su gente. Puedes ser la persona más hábil en la materia, pero tu actitud puede amplificar o reducir el valor de tus habilidades técnicas. Ser amigable a primera hora de la mañana hace que el lugar de trabajo sea más agradable para todos, y tu enfoque humanista será contagioso.

8. Observan y tienen en cuenta el estado de ánimo de su personal / compañeros de trabajo.

 

Los gerentes fuertes toman un momento por la mañana para hablar brevemente con su personal y asegurarse de que se vean comprometidos y motivados. A primera vista, estos profesionales inteligentes a menudo pueden obtener una lectura superficial del nivel de energía y la satisfacción laboral de su personal. Si las cosas parecen mal, es mejor abordarlas más adelante en el día.

 

9. Organizan su área de  trabajo.

 

No poder encontrar cosas es una gran pérdida de tiempo en la oficina. Entonces, si bien puede enorgullecerse de saltar a la palestra sin tiempo de inactividad, el desorden lo alcanzará. Enfrentarse a una pizarra limpia, y limpio  tu escritorio  despejará mejor la mente para las tareas del día.

 

10. Controlan estratégicamente el correo electrónico.

 

“Destaco ‘estratégicamente’ porque el correo electrónico puede convertirse rápidamente en un atolladero que distrae y quita tiempo”. “Verificar el correo electrónico puede convertirse en una de esas tareas que lo hacen sentir a uno como si estuviera logrando cosas, donde el peligro es que no estamos atendiendo los elementos de acción prioritarios y permitimos que otros establezcan nuestra agenda”.

 

Las personas exitosas entienden esto, y son extremadamente eficientes con el correo electrónico, lo que significa que sus primeros 10 minutos del día pueden significar simplemente un escaneo rápido y priorización de correos electrónicos para responder más tarde como parte de su día planeado previamente, no necesariamente sumergirse en toda la masa de inmediato.

 

11. Anticipan y evitan las distracciones.

 

Todos enfrentamos algunas de las mismas distracciones anticipadas al comienzo del día. “Los profesionales de negocios exitosos saben cómo mitigarlos para maximizar sus primeros minutos en su oficina”. “Esto puede incluir llamadas de baja prioridad, reuniones opcionales innecesarias, compañeros de trabajo parlanchines, nuevos correos electrónicos o mensajes de texto entrantes, redes sociales u otras notificaciones de baja prioridad, todo lo cual lo desafía a centrarse en el plan de su día”.

 

12. Sonríen y ríen.

 

“Muchas personas exitosas que conozco tienen la rutina de comenzar la mañana con una risa simple, ya sea por el correo electrónico ‘chiste del día’ al que se suscriben, o por alguna tradición que han creado para darse la oportunidad de reír todas las mañanas,. Comenzar el día con una sonrisa se ha convertido en una obligación para ellos como una forma simple de controlar su actitud y comenzar con la actitud correcta.

 

Los estudios muestran consistentemente que al usar sus “músculos de la sonrisa”, su estado de ánimo se vuelve más positivo. “No necesitas crear una sonrisa falsa, sino una expresión agradable, que tendrá el beneficio adicional de recordarte tu poder”.

13. Toman un momento para agradecer.

 

Una excelente manera de que las personas exitosas comienzan su día es identificando algo por lo que están agradecidas, puede ser algo personal o relacionado con el negocio. Es motivador y les recuerda poner las cosas pequeñas en perspectiva, o sea ver la relevancia de las cosas pequeñas.

 

Todas las personas exitosas aprovechan los primeros minutos de su jornada laboral para ponerse a tierra y enfocarse. “Una vez que has adoptado la mentalidad correcta y la rutina para el éxito, el resto del día fluye con mucha más facilidad”.

 

Autor: Jose Gomez
Empresa: Gestión Digital


He planteado en muchas ocasiones esta pregunta, en particular como maestro en clases, la respuesta casi invariablemente que me dan los interrogados es: “El emisor”. El porqué de esa respuesta simplemente se debe a que a eso nos hemos acostumbrado, incluso es lo que nos han enseñado. Puede parecer una pregunta ociosa o innecesaria, pero no lo es, prácticamente por creer que es el emisor el que se comunica, y planear la comunicación sobre esa base, es lo que explica el vacío de comunicación que prevalece en nuestro entorno. El emisor sólo se expresa, crea el mensaje, elige el medio, en el mejor de los casos posibilita la comunicación; pero si el mensaje emitido no es percibido por el receptor no hay comunicación.Y tal parece que el problema se perpetúa, por ejemplo ¿De que año crees que son las siguientes expresiones?

 

  • Hoy más que nunca tenemos más intentos de comunicación, y un exceso de medios de comunicación.
  • Es evidente que cada vez hay menos comunicación.
  • El vacío de las comunicaciones en distintos ámbitos, crece constantemente, hasta el extremo que amenaza convertirse en un abismo infranqueable de incomprensión total
  • Hoy hay una explosión de la información, todos de pronto tienen a acceso a una inagotable abundancia de datos.
  • La abundancia de información le confiere al problema de comunicación, un carácter de mayor urgencia, pero a la vez menos abordable.

 

No, no son expresiones de la época actual, del nuevo milenio, son expresiones formuladas por el padre de la administración moderna,Peter Drucker en 1973, año de la primera edición de su famoso libro“Management” (En español la Gerencia), al tratar del tema de las comunicaciones en general, y en particular las propias de las organizaciones. Y el problema en el siglo XXI, y en esta mitad de esta 2ª década del mismo, continúa casi igual o peor que en los setentas. Se dirá por algunos que se debe al continuo crecimiento de información, de datos, y por supuesto de medios, pero en realidad no lo explican, en le mejor de los casos lo justifican.

Es indudable que en gran parte el problema de la falta de comunicación entre los seres humanos, ya sea en la vida de familia, entre la pareja, de padres a hijos, en el ámbito laboral, etc. y en particular en el ámbito de lo que en este blog tratamos, mercadotecnia y comunicación publicitaria, se debe justamente a creer que es el emisor es el que comunica, cuando en realidad para que se pueda lograr la comunicación es necesario que el mensaje transmitido por él, sea percibido por el emisor, y que después se convierta en cognición. Y el receptor tiene totalmente la facultad de recibir o rechazar el mensaje del emisor, ya sea consciente o inconscientemente, o incluso de interpretarlo de manera diferente a la que fue creado, en este último caso tampoco se puede considerar como lograda la comunicación, al menos no en un sentido práctico, de nada sirve que el mensaje se perciba con sentido distinto al deseado por el creador del mismo.

El destinatario es quien se comunica, el llamado comunicador, la persona que emite la comunicación, no se comunica, se expresa, a menos que haya alguien que oiga, no hay comunicación, hay ruido. El comunicador habla, escribe o canta, pero no comunica, más aún no puede hacerlo, sólo puede posibilitar o imposibilitar que un destinatario, o receptor, perciba.Peter F. Drucke

 

 

Es común escuchar de un jefe a un subordinado, o del padre a un hijo: ¿”Cuantas veces tengo que repetirte lo mismo para que me entiendas”? Lo que en realidad ocurre en dichas ocasiones es que no ha habido comunicación, porque el destinatario o receptor no está percibiendo el mensaje, por la razón que sea, y porque además la comunicación debe ser persuasión. Por otro lado se sabe que el comunicador a través de su mensaje, espera que el destinatario haga algo, sea alguien, después de recibir, percibir y conocer el mensaje. Lo anterior significa que invariablemente la comunicación plantea exigencias, nadie comunica algo sin un propósito. Y en muchas ocasiones es por ello que como receptores nos resistimos a la comunicación, ya que todos, en general, nos resistimos a que alguien quiera que hagamos algo, o creamos en alguien o en algo, más aún cuando implica un cambio de conducta habitual.

Todo esto como puedes ver, tiene implicaciones prácticas y concretas en la comunicación de la mercadotecnia, la cual como sabemos instruye que todo lo que hagamos lo hagamos en función del cliente, quien es el receptor o destinatario de los mensajes comerciales. Si un anuncio en cuestión no se adecua a lo que el mercado puede o quiere recibir, esta condenado a sólo generar ruido, y en palabras simples significa también que estamos tirando el dinero que cuesta esa comunicación.

 

En general, percibimos lo que esperamos percibir: Solemos ver sobre todo lo que esperamos ver, y oímos más que nada lo que esperamos oír. En mercadotecnia sabemos que lo que es de valor para los clientes será percibido, lo que no es de valor nunca será un estímulo sensorial capaz de ser percibido por ninguno de los órganos de los sentidos.

 

Por último recordemos que “Lo que no se comunica, no existe” por lo que nuestra marca y sus productos no existen, mientras los mensajes para comunicarnos no logran ser percibidos por nuestro mercado objetivo, y debe ser tal el mensaje que logre ser retenido y recordado, o sea deben generar cognición.

Autor:Jose Gomez
Empresa: Gestión Digital

Autor: Erick López
Empresa: Gestión Digital
Fecha: 10-10-2017

La inteligencia no es lo mismo que el pensamiento crítico, y su diferencia importa.

Traducción y síntesis del artículo: “Why Do Smart People Do Foolish Things”, por Heather A. Butler publicado en CIENTIFIC AMERICAN

Todos probablemente conocemos a alguien que es muy inteligente, y que hace cosas sorprendentemente estúpidas. ¿Qué significa ser listo y qué inteligente? Nuestro uso diario del término está destinado a describir a a​lguien que está bien informado y toma decisiones sabias​, pero esta definición está en desacuerdo con la forma tradicional de medir la inteligencia. La medida más conocida de inteligencia es el cociente de inteligencia​, más comúnmente conocido como la prueba de CI, que incluye puzzles visuoespaciales, problemas de matemáticas, reconocimiento de patrones,​ ​preguntas​ ​de​ ​vocabulario​ ​y​ ​búsquedas​ ​visuales.

Las ventajas de ser inteligente son innegables. Las personas inteligentes tienen más probabilidades de obtener mejores calificaciones e ir más lejos en la escuela. Es más probable que tengan éxito en el trabajo. Y es menos probable que se metan en problemas (por ejemplo, cometer crímenes) como adolescentes. Dadas todas las ventajas de la inteligencia, sin embargo, usted puede sorprenderse del hecho de que aprender no asegura otros resultados de la vida, como el bienestar, entre otros. Podría imaginar que hacerlo bien en la escuela o en el trabajo podría conducir a una mayor satisfacción en la vida, pero varios estudios a gran escala no han encontrado evidencia de que el CI repercuta en la satisfacción o longevidad de la vida. Grossman y sus colegas sostienen que la mayoría de las pruebas de inteligencia no reflejan del individuo la forma de toma de decisiones en el mundo real y nuestra capacidad de interactuar bien con otras personas​. Esto es, en otras palabras,​ ​quizás​ ​por​ ​qué​ ​las​ ​personas​ ​”inteligentes”,​ ​hacen​ ​cosas​ ​ ​inútiles.

La capacidad de pensar críticamente, por otro lado, se ha asociado con el bienestar y la longevidad​. Aunque a menudo se confunde con la inteligencia, el pensamiento crítico no es la inteligencia (CI)​. El pensamiento crítico es una colección de habilidades cognitivas que nos permiten pensar racionalmente de una manera orientada a objetivos, y una disposición a usar esas habilidades cuando sea apropiado. Los pensadores críticos son amablemente escépticos​. Son pensadores flexibles que requieren evidencia para apoyar sus creencias y reconocen intentos fallaces de persuadirlos. El pensamiento crítico significa superar todo tipo de sesgos cognitivos (por ejemplo, sesgo de retrospección, sesgo de confirmación, etc.).

El pensamiento crítico predice una amplia gama de eventos de la vida. En una serie de estudios, realizados en Estados Unidos y en el extranjero, mis colegas y yo hemos encontrado que los pensadores críticos experimentan menos situaciones malas en la vida. Le pedimos a las personas que completaran un inventario de eventos de la vida y tomarán una evaluación de pensamiento crítico (la Evaluación del Pensamiento Crítico de Halpern). La evaluación del pensamiento crítico mide 5 componentes de las habilidades de pensamiento crítico incluyendo razonamiento verbal, análisis de argumentos, pruebas de hipótesis, probabilidad e incertidumbre, toma de decisiones y resolución de problemas. El inventario de eventos negativos de la vida captura diferentes aspectos de la misma, como académicos (por ejemplo, me olvidé de un examen), de la salud (por ejemplo, he contraído una infección de transmisión sexual porque no usé condón), legal (por ejemplo, fui arrestado) (por ejemplo, he engañado a mi pareja romántica con quien había estado durante más de un año), financiera (por ejemplo, tengo más de $ 5000 de deuda en la tarjeta de crédito), etc. Repetidamente, encontramos que con la crítica (Análisis) las personas experimentan menos eventos negativos de la vida. Este es un hallazgo importante porque hay muchas pruebas de que el pensamiento crítico puede ser enseñado y mejorado.

¿Es mejor ser un pensador crítico o ser inteligente? Mis últimas investigaciones pusieron el pensamiento crítico y la inteligencia unos contra otro para ver cuál estaba asociado con menos eventos negativos de la vida. Las personas que eran fuertes en la inteligencia o el pensamiento crítico experimentaron menos eventos negativos,​ ​pero​ ​los​ ​pensadores​ ​críticos​ ​lo​ ​hicieron​ ​mejor.

La inteligencia y la mejora de la inteligencia son temas candentes que reciben mucha atención. Es hora de que el pensamiento crítico reciba un poco más de esa atención. El razonamiento y la racionalidad se asemejan más a lo que queremos decir cuando decimos que una persona es inteligente que las habilidades especiales y la habilidad matemática. Además, mejorar la inteligencia es difícil. La inteligencia está determinada en gran medida por la genética. El pensamiento crítico, sin embargo, puede mejorar con la capacitación y se ha demostrado que los beneficios persisten con el tiempo​. Cualquier persona puede mejorar sus habilidades de pensamiento crítico: Hacerlo, podemos decir con certeza, es una cosa inteligente de hacer.

Heather​ ​A.​ ​Butler
Dr. Heather A. Butler es profesora asistente en el departamento de psicología de la Universidad Estatal de California Dominguez Hills. Heather tiene un serie de intereses de investigación, incluyendo el pensamiento crítico, tecnologías avanzadas de aprendizaje, y el uso de la ciencia psicológica para prevenir las convicciones injustas.

Empresa​:​ ​Gestión​ ​Digital

  • Domicilio

    Blvd. Diaz Ordaz No. 12415,
    Fracc. El Paraíso 22106, Tijuana, B.C.

  • Realiza tu Evento en Bit Center

    52 (664) 380-6000 ext. 6017
    [email protected]

  • Administración

    52 (664) 380-6000 ext. 6000
    [email protected]

Síguenos en Facebook

Síguenos en Instagram