Traducción y síntesis del artículo  escrito por Jacquelyn Smith  publicado en el sitio BI Business Insider  

Por:  Mario Garcia  de Gestión Digital

 

La forma en que manejamos los primeros minutos de la jornada laboral puede determinar en gran medida qué tan productivo y efectivo será el resto del día.

 

Los primeros minutos también pueden establecer el tono y nuestra actitud para el  resto del día, por lo que es imperativo que comiences bien, con un borrón y cuenta nueva.

 

“Esos breves momentos pueden predecir la mentalidad que mantendrás durante la jornada porque son la primera impresión de tu día”.

 

“Los primeros minutos en la oficina pueden ser los más estresantes porque hay un nivel de ansiedad sobre lo que puedes enfrentar: un ataque repentino de correos electrónicos urgentes, crisis de último momento o reuniones, un llamado para pasar por la oficina del jefe, un compañero de trabajo malhumorado , etcétera. Se necesita una mayor autocontrol, una mentalidad positiva y autoaprendizaje cada mañana, para contrarrestar lo que parece ser la gravedad negativa que nos atrae cuando nos enfrentamos a exigencias abrumadoras “.

Aquí están las  13 cosas que las personas más exitosas hacen en los primeros  minutos en un día de trabajo:

 

1. Ellos reflexionan.

 

Lograr tus mejores resultados requiere que reflexiones sobre dónde has estado, dónde estás y hacia dónde vas. Las personas exitosas hacen esto primero, en un momento de tranquilidad y soledad. Se preguntan a sí mismas: ¿Qué logré para alcanzar mis metas esta semana o la semana pasada? ¿Cuál es el estado de mis proyectos actuales?  “¿Qué necesito lograr hoy a la luz de esto?”

 

2.  Se detienen un momento para estar presentes consigo mismos.

 

Esto puede sonar muy parecido a una meditación budista, pero es importante. Si llegas y encuentras en tu trabajo una situación tumultuosa con los teléfonos sonando y la gente tratando de verte, corres el riesgo de comenzar con el pie equivocado, descarrilarte emocional y temporalmente, y dejar que otras personas establezcan tu agenda. Centrarse en sí mismo y estar completamente presente te ayudará a asegurarse de lograr el día que le esperas, en lugar de permitir que  otros lo administren.

3. Se ponen cómodos.

 

Las personas exitosas se toman un minuto al comienzo de la jornada laboral para asegurarse de que su silla esté ajustada correctamente y los elementos a los que acceden con frecuencia (teclado, teléfono, mouse de la computadora) están a su alcance. Asegúrate de tener una iluminación adecuada. Tu día irá bien si tienes un entorno ergonómico funcional.

 

4. Revisan su lista de tareas pendientes, hacen los ajustes necesarios y planean mentalmente su día.

 

“Esto les ayuda a recordar la necesidad de seguir el plan y concentrarse en las cosas que son realmente importantes, y no simplemente urgentes”. El recorrer mentalmente el día también ayuda a las personas exitosas a visualizar el éxito, lo que puede aumentar tremendamente los niveles de confianza. También puede ayudar a ver dónde pueden estar los desafíos potenciales de acuerdo a la forma en que has programado tu día, para que puedas hacer los ajustes necesarios.

 

Además revisan su agenda para evaluar si algo necesita cambiar o reorganizarse con la planificación de su día, y para ver si hay algún trabajo preparatorio que pueda necesitar programación antes de una llamada o reunión.

 

5. Priorizan.

 

Un resultado positivo de una gran reflexión es la capacidad de priorizar mejor tus tareas “por hacer”. “Ve más allá de hacer una lista y desafíate a crear una jerarquía realista de las tareas del día”.

 

6. Se relajan, se paran y caminan.

 

Las personas exitosas se aseguran de estirarse y hacer que fluya su circulación antes de que entren en una posición sedentaria. “Considere caminar o pararse en los primeros minutos de su día de trabajo” . “Esto puede darte una sensación de mayor control, también, al abordar la agenda del día, del mismo modo que los oradores establecen su autoridad poniéndose frente a su audiencia”.

 

7. Toman tiempo para saludar a su equipo.

 

Esto es especialmente crítico si eres el líder. “Pero no importa en qué rol estés, esto es importante”.

 

Visitar y reportarse con el jefe y el equipo ayudará a que tu y otros comiencen bien  el día. Para avanzar en tu carrera, simplemente no puede escatimar en las habilidades de su gente. Puedes ser la persona más hábil en la materia, pero tu actitud puede amplificar o reducir el valor de tus habilidades técnicas. Ser amigable a primera hora de la mañana hace que el lugar de trabajo sea más agradable para todos, y tu enfoque humanista será contagioso.

8. Observan y tienen en cuenta el estado de ánimo de su personal / compañeros de trabajo.

 

Los gerentes fuertes toman un momento por la mañana para hablar brevemente con su personal y asegurarse de que se vean comprometidos y motivados. A primera vista, estos profesionales inteligentes a menudo pueden obtener una lectura superficial del nivel de energía y la satisfacción laboral de su personal. Si las cosas parecen mal, es mejor abordarlas más adelante en el día.

 

9. Organizan su área de  trabajo.

 

No poder encontrar cosas es una gran pérdida de tiempo en la oficina. Entonces, si bien puede enorgullecerse de saltar a la palestra sin tiempo de inactividad, el desorden lo alcanzará. Enfrentarse a una pizarra limpia, y limpio  tu escritorio  despejará mejor la mente para las tareas del día.

 

10. Controlan estratégicamente el correo electrónico.

 

“Destaco ‘estratégicamente’ porque el correo electrónico puede convertirse rápidamente en un atolladero que distrae y quita tiempo”. “Verificar el correo electrónico puede convertirse en una de esas tareas que lo hacen sentir a uno como si estuviera logrando cosas, donde el peligro es que no estamos atendiendo los elementos de acción prioritarios y permitimos que otros establezcan nuestra agenda”.

 

Las personas exitosas entienden esto, y son extremadamente eficientes con el correo electrónico, lo que significa que sus primeros 10 minutos del día pueden significar simplemente un escaneo rápido y priorización de correos electrónicos para responder más tarde como parte de su día planeado previamente, no necesariamente sumergirse en toda la masa de inmediato.

 

11. Anticipan y evitan las distracciones.

 

Todos enfrentamos algunas de las mismas distracciones anticipadas al comienzo del día. “Los profesionales de negocios exitosos saben cómo mitigarlos para maximizar sus primeros minutos en su oficina”. “Esto puede incluir llamadas de baja prioridad, reuniones opcionales innecesarias, compañeros de trabajo parlanchines, nuevos correos electrónicos o mensajes de texto entrantes, redes sociales u otras notificaciones de baja prioridad, todo lo cual lo desafía a centrarse en el plan de su día”.

 

12. Sonríen y ríen.

 

“Muchas personas exitosas que conozco tienen la rutina de comenzar la mañana con una risa simple, ya sea por el correo electrónico ‘chiste del día’ al que se suscriben, o por alguna tradición que han creado para darse la oportunidad de reír todas las mañanas,. Comenzar el día con una sonrisa se ha convertido en una obligación para ellos como una forma simple de controlar su actitud y comenzar con la actitud correcta.

 

Los estudios muestran consistentemente que al usar sus “músculos de la sonrisa”, su estado de ánimo se vuelve más positivo. “No necesitas crear una sonrisa falsa, sino una expresión agradable, que tendrá el beneficio adicional de recordarte tu poder”.

13. Toman un momento para agradecer.

 

Una excelente manera de que las personas exitosas comienzan su día es identificando algo por lo que están agradecidas, puede ser algo personal o relacionado con el negocio. Es motivador y les recuerda poner las cosas pequeñas en perspectiva, o sea ver la relevancia de las cosas pequeñas.

 

Todas las personas exitosas aprovechan los primeros minutos de su jornada laboral para ponerse a tierra y enfocarse. “Una vez que has adoptado la mentalidad correcta y la rutina para el éxito, el resto del día fluye con mucha más facilidad”.